Ciudad Punk, la nostálgica vigencia del género

El pasado jueves 14/11 en el Casco Antiguo de Asunción se celebró el festival Ciudad Punk Vol. 3, con Marky Ramone (legendario ex baterista de RAMONES) y su banda Blitzkrieg como principal atracción. Tambien participaron de la fiesta punker los argentinos de Jauría y Bulldog, y los locales Batallón 40 y Piter Punk.

Batallón 40 inició todo puntualmente a las 19:30, mientras los primeros punkers llegaban al recinto. Siguieron los chicos de Piter Punk, ya consolidados desde hace años como una principales bandas punk del país, y que siempre nos representan con altura en este tipo de festivales.

Llegó el turno de Jauría, el grupo de Ciro Pertusi, Sebastian y Mauro Ambesi, y Raimundo Fajardo, quienes ya habian hecho una «previa» un dia antes en el pub Sacramento con un show electroacustico.

Para gran parte del público Jauría era el grupo mas esperado de la noche. En su segunda visita a nuestro país hicieron un recorrido desde los inicios de la banda, que ya van casi 10 años, con temas como El puente mas allá de lo vivido, El tren, Amigo mio, No pertenecemos, entre otros, y los infaltables clásicos de Attaque 77, recordando el pasado de Ciro. Entre esos clásicos se destacó principalmente el tema CRECER, de 1997 y que fue interpretada muy pocas veces en vivo por el grupo que ahora lidera el guitarrista Mariano Martínez.

La presentación de Jauría alcanzo su momento mas alto cuando invitaron a los chicos de Piter Punk para interpretar dos temas, Aspero (otra de Attaque 77) y Tosco.

Otro gran momento del show fue hacia el final cuando interpretaron el tema «El poder nuestro es» del animé Dragon Ball Z, que provocó uno de los mayores pogos de la noche.

Pasadas las 23 horas subieron al escenario los Rosarinos de Bulldog. Siempre acompañados de un público fiel, y con 30 años de carrera, supieron ganarse una vez mas el cariño de la gente, y dejaron el ambiente ideal para la presentación final de la noche.

Desde el primer One, Two, Three, Four! Marky y su grupo Blitzkrieg desataron una locura generalizada en todo el lugar. Clásicos de la historia del rock como Rockaway beach, The KKK took my baby away, Sheena is a punk rocker, Commando, I wanna be your boyfriend, I believe in miracles y Rock n Roll high schooll, dieron a público la dósis de viejo y sucio punk rock que estaban pidiendo.

Despues de mas de 40 temas, terminaron con el clásico ramonero por excelencia, Blitzkrieg Bop y el grito de guerra Hey Ho Lets Go! retumbó para dar un épico final a la jornada.

Comentá